Archivo de la etiqueta: Rookie

Artículo dirigido a gente sin ninguna experiencia culinaria.

Magdalenas de chocolate con pepitas.

Una receta simple. Por internet encontrareis muchas más y variadas.

Magdalenas de chocolate con pepitas.
Magdalenas de chocolate con pepitas.

Los ingredientes:

  • 3 huevos
  • 125 gr de azucar
  • 50 cl de leche
  • 100 cl de aceite de oliva
  • 200 gr de harina
  • 70 gr de cacao
  • 1 sobre de levadura
  • 60/75 pepitas de chocolate (a ver, a gusto de cada uno…)
  • 12 moldes de magdalenas (de papel, silicona, etc)

Preparacion:

Precalentamos el horno a 200º.

En un bol vamos añadiendo y batiendo todos los ingredientes en el orden en que aparecen en la lista superior hasta llegar a la harina.

La harina hay que mezclarla con la levadura y el cacao y tamizar el resultado antes de echarlo a la mezcla.

Llenamos los moldes 3/4 aproximadamente, añadimos 5 o 6 pepitas de chocolate a cada uno y horneamos 15/20 minutos a media altura, mejor más abajo que arriba. Pasados 15 minutos vamos comprobando con un cuchillo que la masa esté ya hecha, pinchando una magdalena y comprobando que la hoja sale limpia.

Bizcocho de yogur al cacao

La receta de bizcocho más fácil de preparar.

Se utiliza, siempre que se pueda, un vasito de yogur (los normales de 125gr) como unidad de medida.

Vista de corte de bizcocho de yogur marmolado.
Bizcocho de yogur marmolado.

Los ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 yogur de limón
  • 2 yogures de azucar
  • 1 yogur de aceite
  • 1/2 yogur de anis
  • 3 yogures de harina + 1 sobre levadura (15/16 gr, según la marca)
  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo (mejor cacao del de hacer chocolate, no el Colacao de toda la vida)

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º si tiene ventilación, 190/200º si no la tiene.

En un bol vamos añadiendo y batiendo todos los ingredientes en el orden en que aparecen en la lista superior hasta llegar a la harina.

La harina hay que mezclarla con la levadura y tamizar el resultado antes de echarlo a la mezcla.

Una vez mezclado todo lo dividimos en dos mitades, en dos recipientes mas pequeños por ejemplo, y en uno echamos el cacao y mezclamos bien.

Untamos de aceite el molde que vayamos a usar y echamos primero la masa sin cacao; luego en el centro la masa con cacao.

Si queremos conseguir algo parecido al efecto de “mezcla” de sabores que vemos en los bizcochos comerciales, con la misma varilla que hemos usado para mezclarlo todo trazamos un par de vueltas por el punto donde se juntan las masas con y sin cacao al tiempo que giramos la varilla sobre si misma.

Horneamos 20/30 minutos a media altura, mejor más abajo que arriba. Pasados 20 minutos vamos comprobando con un cuchillo que la masa esté ya hecha, pinchando el bizcocho y comprobando que la hoja sale limpia.

Pasta con salsa de tomate y atun

Esta receta esta pensada para novatos. Intentare explicarlo todo como me gustaría que me lo hubieran explicado a mí antes de saber nada de sartenes, cazuelas y todo eso. No pretende ser la única, ni mejor ni nada parecido. Su único objetivo es ser funcional y dar como resultado algo comestible.

No olvidéis pasar antes por la sección “Convenciones y trucos”

Ingredientes para tres personas/raciones:

  • 350 gr macarrones
  • 750 ml agua
  • 200 gr salsa de tomate frito
  • 80 gr de atun
  • 50 gr aceitunas
  • 1 pizca de sal
  • 1 cuchara de postre de mantequilla o margarina

IMG_20140108_214054501

Preparación:

En un cazo ponemos el agua a calentar, a fuego alto, hasta que hierva.

Bajamos el fuego a medio y añadimos la sal, mantequilla y macarrones.

Vigilando que no se queden sin agua, dejamos que cueza unos 10 minutos y a partir de ahi hacemos la siguiente prueba: cogemos un macarrón y lo cortamos con una cuchara. Tiene que cortar fácilmente y estar blando. Repetimos la prueba cada 5 minutos hasta que salga bien.

Retiramos el cazo del fuego, escurrimos el agua y dejamos reposar los macarrones en una fuente o recipiente similar

En el mismo cazo, a fuego medio, ponemos la salsa de tomate, el atún y las aceitunas cortadas en trozos o enteras, como prefiramos. Podemos añadir especias como eneldo, orégano, a gusto de cada uno, con cuidado que algunas son demasiado fuertes y dan mucho sabor.

Dejamos que caliente removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Solo queda juntar pasta y salsa en el plato y comerlo :-)